Posts

,

Lanzan un plan contra el lavado

El programa dictará políticas públicas y la UIF realizará investigaciones.

Cn el declamado objetivo de fortalecer el control del lavado de dinero, considerado “prioridad estratégica” , el Gobierno reformó ayer por decreto la Unidad de Información Financiera y creó un programa dedicado a dictar políticas públicas en la materia. Puso al frente al abogado Juan Félix Marteau, un experto asesor del FMI, de las Naciones Unidas y de las principales empresas y bancos de la Argentina en este asunto.

De este modo los temas de lavado de dinero serán abordados por dos estructuras diferentes, ambas dependientes del ministro de Justicia Germán Garavano. Por un lado la Unidad de Información Financiera se dedicará a la tarea técnica de analizar los Reportes de Operciones Sospechosas que les envíen los bancos, aseguradoras y todos los sujetos obligados a avisar cuando se realicen transacciones que no se compadecen con el perfil del cliente. Realizará inteligencia financiera. Seguirá al frente dela UIF Mariano Federici, un abogado que desempeñaba en el Fondo Monetario Internacional cuando asumió el cargo. Federici ocupó el lugar que tenía José Sbatella, hoy investigado por su gestión.

Read more

,

Contra la financiación del terrorismo, profesionalidad

Por: Juan Félix Marteau

El combate contra las redes de recolección y soporte económico de las organizaciones terroristas debería considerarse como otro escenario privilegiado para interpretar el sentido y profundidad del cambio político que supone el nuevo gobierno liderado por el Presidente Mauricio Macri.

El Informe del Council of Councils, una prolífica iniciativa del Council on Foreign Relations que recoge la opinión de think tanks de los países del G20, entre los cuales se encuentra nuestro prestigioso Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales, señala que el combate al terrorismo y su financiación se encuentra 3° en el ranking de los cinco mayores desafíos globales, luego de la prevención de los conflictos armados entre Estados (1°) y la respuesta a conflictos violentos internos (2°), y antes de la gestión de la economía mundializada (4°) y la mitigación del cambio climático (5°).

El panorama es crítico: en estos últimos años, las organizaciones terroristas ha aumentado exponencialmente su poder dañino, considerando el número de sus víctimas fatales, la cantidad de insurgentes involucrados y el volumen de dinero disponible. Todo ello frente a las serias dificultades que encuentran las repúblicas occidentales para dar cuenta de un fenómeno tan grave cuanto complejo.

Posiblemente, la visita del presidente de Francia en febrero próximo, será una oportunidad para volver a plantearnos dónde estamos parados y cuáles son los objetivos que persigue la nueva administración en un asunto de esta importancia.

Read more

,

Otro casillero para amigos del poder

El titular de la Unidad de Información Financiera, organismo encargado de accionar contra el lavado de dinero, presentó la renuncia. Uno de los candidatos de Macri a sucederlo es abogado de empresas investigadas por la UIF, entre ellas, el Grupo Clarín.

José Sbattella renunció ayer a la presidencia de la Unidad de Información Financiera, que en los últimos años jugó un rol central para investigar las operaciones de evasión fiscal y lavado de activos. El ex funcionario envió una carta al nuevo ministro de Justicia, Germán Garavano, en donde se informa la decisión y se aclara que abandona el cargo por las presiones de la nueva gestión para poner un hombre de Cambiemos al frente de la entidad. Sbattella aseguró que, si bien tenía mandato más allá de diciembre y el organismo debería estar libre de la intervención de las autoridades del Ejecutivo, deja la función porque la administración de Mauricio Macri iba a impedirle desempeñar su trabajo en forma correcta. Uno de los candidatos a ocupar la dirección de la entidad es el abogado Félix Marteau, quién fue representante de la Argentina ante el GAFI y trabajó asesorando a distintas empresas privadas en cuestiones de lavado, de dinero entre las que se destaca el Grupo Clarín.

Sbattella afirmó que las presiones del nuevo Gobierno para que abandone el cargo representan un factor de gravedad institucional y muestran una falta de respeto a las leyes, en las que se asegura que el Poder Ejecutivo no debería entorpecer actividades de funcionarios de la UIF. “Considero que ante los organismos internacionales (GAFI, Gafilat, Egmont, QEACicadlavex) que, hasta el día de la fecha (por ayer) he integrado representando a nuestro país, resulta una señal de intromisión de política partidaria dentro del organismo”, dijo. Agrego que “los estándares internacionales reclamados por el GAFI se refieren concretamente a la independencia de la conducción de la UIF respecto del resto de las agencias del Estado y del propio Poder Ejecutivo”.

Read more

,

A la UIF no debe ir un militante ni un tipo de parques y paseos

Juan Félix Marteau, presidente de Financial Inteligence (Finint), una ONG dedicada a la lucha contra el lavado de dinero, aconsejó a Mauricio Macri, ante la eventualidad de que se imponga en el ballottage, que evite nombrar al frente de la Unidad de Información Financiera a “infiltrados del narcotráfico o la corrupción, militantes políticos o personas que puedan tener un muerto en el placard”. Abogó por que el sucesor de José Sbatella sea una “persona con capacidades técnicas y políticas reconocidas, así como valores en función de la lucha contra el crimen organizado”, evitando nombrar a “un tipo que venga de parques y paseos”.

En alianza con la UBA, Finint organiza un postgrado sobre estos temas con expertos internacionales, jueces y procuradores. Ante la proximidad del recambio gubernamental, lanza un evento el próximo jueves en el Salón Azul de la Facultad de Derecho de esa universidad al que invitó a funcionarios que pueden tener injerencia en un futuro gobierno de Macri, como el ministro de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Guillermo Montenegro. La apertura del IV Global Workshop estará a cargo de Juan Curuchet, vicepresidente del Banco Ciudad.

Para Marteau, “la UIF puede tener en términos políticos tres misiones: ser un organismo para luchar contra los enemigos políticos y entonces se tiene un militante al frente del mismo; ser un organismo orientado a dar soporte a las políticas fiscales y económicas, y para eso debe estar dirigido por un economista al que le interese intervenir en los mercados financieros, o puede tener como misión luchar contra los narcotraficantes y contra los corruptos que están afincados en Argentina. Para eso hace falta un funcionario con amplia capacitación política y técnica y con valores muy concretos sobre como cortar estos dineros ilícitos”.

Además, Finint plantea que es necesaria una reforma global de todo el sistema legal a efectos de dejar que la represión al lavado de activos sea “sólo una amenaza”.

FUENTE: El Cronista

,

Juan Félix Marteau: “En la Argentina se castiga a los pobres y se da impunidad a los grupos más poderosos”

fuente-la-nacion


Fuente: Conversaciones en La Nación

,

Lavado: el tiempo de la UIF para sancionar a quien no reporta

Por Juan Félix Marteau y Juan Petersen

Luego de la reforma de 2011, el texto vigente de la Ley 25.246 de Lavado de activos establece que la Unidad de Información Financiera (UIF) cuenta con 5 años para sumariar a las entidades financieras y demás sujetos obligados por incumplir con el deber de informar operaciones sospechosas.

Este plazo quinquenal es el tiempo que el legislador ha considerado razonable para que se exprese la potestad sancionatoria del Estado, ofreciendo la certeza a todos los administrados de que no quedarán sometidos a ella de manera indefinida.

En su texto originario (año 2000), esta norma no reguló de manera específica el funcionamiento de la prescripción, por lo que los sumarios abiertos por la UIF hasta 2011 se rigieron por el plazo genérico de 2 años normado por el Código Penal de la Nación (CPN), contado desde el momento en que se produce la infracción que se imputa.

Read more

,

Citan a Sbatella por divulgar datos reservados de Clarín

La embestida oficial contra la prensa. Lo decidió el juez Luis Rodríguez, que tomará declaración indagatoria al titular de la UIF el 10 de marzo.

En el marco de las embestidas legales del Gobierno contra el Grupo Clarín, el juez federal Luis Rodríguez llamó a declaración indagatoria a José Alberto Sbatella, presidente de la Unidad de Información Financiera (UIF).

La cita será el 10 de marzo. Y el motivo es la violación del artículo 22 de la Ley de lavado de dinero, por la divulgación de información secreta del grupo Clarín S.A.

El titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N°9 tomó esta decisión considerando que los datos revelados por el funcionario kirchnerista -de acuerdo a lo que indica la Ley 25.246, que dio origen a la UIF- estaban protegidos y no podían darse a conocer ante la opinión pública; es decir, solo estaban reservadas para el ámbito interno del organismo.

Read more

,

Lavado: la impotencia de la legislación

Debate.Juan Félix Marteau.

El castigo es una represalia estatal contra el transgresor de la ley penal: su expresión produce un coste calculado en el autor de un delito. Siguiendo la tradición de pensamiento inaugurada por Hegel, la doctrina jurídica moderna –destacándose G. Jakobs– ha sabido explicar que la punición no es sólo un hecho que causa un mal al agresor, sino más bien una experiencia que permite reafirmar la confianza de los ciudadanos en el derecho.

Así, la pena permite mantener activas las expectativas de que nuestras relaciones sociales se configuran con recurso a las normas jurídicas.

Sin embargo, para que el castigo sea un registro que permita a los individuos tomar los mandatos normativos como guía para su acción práctica, es necesario que aquél tenga un grado significativo de realización, esto es, que produzca el impacto que ha sido programado de acuerdo a la importancia del injusto.

Read more

,

El GAFI condiciona la salida del país de la lista de los incumplidores

El avance del narcotráfico y el lavado de dinero en los últimos años En un viaje a Argentina, espera chequear el progreso del que habla el Gobierno en la lucha contra la plata negra.

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) dejó ayer de hacer un seguimiento intensivo de la política del Gobierno contra el lavado de dinero pero supeditó la salida de la Argentina de una lista gris de países incumplidores a los resultados de un control in situ que realizará en fecha a determinar.

El plenario de esta organismo internacional reunido en París aprobó un comunicado que reconoce los “avances significativos” desde el 2011 a la fecha en resolver las “deficiencias estratégicas” en la lucha contra el lavado y el financiamiento del terrorismo.
Read more

,

Los bancos deberán controlar más de cerca a todos sus clientes.

Miércoles 24 de agosto de 2011 | Publicado en edición impresa
Normas antilavado / Fijan nuevos límites
Los bancos deberán controlar más de cerca a todos sus clientes

Por Adrián Ventura | LA NACION

José Sbatella, presidente de la UIF. Foto: Archivo
Si usted opera con un banco, sea cliente o no, debe saber que esa entidad y el Gobierno lo estarán mirando más de cerca.
Si el monto de una transacción se dispara con respecto al promedio anual de sus movimientos o si, por algún otro motivo, llama la atención, el banco deberá analizarla como una operación inusual, a los efectos de determinar si efectúa un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) a la Unidad de Información Financiera (UIF).
En realidad, los bancos ya venían realizando estos controles, pero la UIF dictó la Resolución 121 -publicada el viernes pasado en el Boletín Oficial-, que introdujo algunas modificaciones y que intenta superar los duros cuestionamientos que viene realizando el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) contra la política antilavado del país.
La medida fue consensuada entre la UIF, el BCRA y las asociaciones que reúnen a los bancos, aunque hubo algunas observaciones que no fueron recogidas.
El viernes, el Banco Central (BCRA) también dictó la circular A 5218, por la cual les indicó a los bancos que, a partir de ahora, la única autoridad en materia de lavado de dinero es la UIF, que preside José Sbatella. En suma, el BCRA, en esta materia, quedó subordinado a ese organismo.
Ayer, los encargados del cumplimiento de las normas antilavado de los bancos privados se reunieron en la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA, que agrupa a las entidades de origen extranjero) para analizar la norma. Varios de los ejecutivos que estuvieron allí coincidieron en señalar a LA NACION que los controles “ya se venían efectuando”, por lo cual “no habrá mayores costos para los bancos ni para los clientes”.
En ese sentido, el abogado asesor de bancos Félix Marteau dijo que “la aplicación de esta resolución impactará menos en aquellas entidades que ya habían implementado una política de controles”.
La pregunta es cómo impacta la nueva resolución en los clientes:
• Los bancos clasificarán a sus clientes como “habituales”, sea porque son clientes permanentes del banco o realizan operaciones por más de $ 60.000 anuales, o bien “ocasionales”, porque no son clientes permanentes o mueven menos de esa cifra. La nueva resolución introduce una fuerte reducción del piso para el control, que antes era de $ 200.000 mensuales.
• Los bancos confeccionarán “un perfil” (un legajo) de cada uno de sus clientes -algo que muchos ya vienen haciendo-, para lo cual podrán pedirle información patrimonial, financiera y tributaria, certificación de ingresos y declaraciones juradas. El banco hará así una estimación del promedio de operaciones anuales de cada cliente. Es decir, segmentará a su clientela por niveles de riesgo.
Cuando una operación supere ese promedio se disparará un alerta antilavado, de modo que el banco analizará esa operación “inusual”, y si el cliente, una vez llamado por el banco, no la puede justificar o explicar, la deberá reportar como “sospechosa” ante la UIF.
Esto quiere decir que, sin importar el monto de la operación, quedará bajo la lupa cuando no corresponda al perfil del cliente. Por ejemplo, una persona que mensualmente mueve $ 400.000 no disparará una alarma si un mes determinado mueve 500.000. Pero sí se disparará si un cliente que, por su perfil, mueve en promedio unos $ 15.000 por mes, en forma repentina hace una transacción por $ 80.000.
• En un caso sí importa el monto: si una persona realiza depósitos en efectivo iguales o superiores a $ 40.000 (la resolución anterior establecía un piso de $ 30.000), el banco deberá identificar al depositante.
Algunos medios informaron erróneamente que el banco, cada vez que recibe un depósito de $ 40.000, debe informarlo automáticamente a la UIF. No es así: lo que la entidad deberá hacer es identificar al depositante y conservar esos datos.
• Queda una duda: la ley vigente dice que la UIF sólo puede pedirle información a un banco sobre un cliente determinado si ese cliente está bajo investigación y fue previamente reportado por haber realizado una operación sospechosa. Ahora, la resolución 121 es más ambigua: si bien es una norma de rango inferior, parece autorizar a la UIF a pedir datos de cualquier cliente.

publicado en el diario La Nación.