Posts

,

Juan Félix Marteau: “En la Argentina se castiga a los pobres y se da impunidad a los grupos más poderosos”

fuente-la-nacion


Fuente: Conversaciones en La Nación

,

Acusan a la Argentina de ser “mezquina” ante el GAFI

Sábado 25 de junio de 2011 | 15:06
Acusan a la Argentina de ser “mezquina” ante el GAFI
Un ex representante argentino en el organismo sostuvo que en el país hacen falta “políticas más activas”; el ministro Alak negó que el país haya sido incluido en la lista gris del lavado de dinero
El ex representante argentino ante el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) Juan Marteau consideró esta mañana que en la Argentina “faltan políticas más activas que manifiesten la voluntad política de combatir la corrupción”.
“La Argentina tiene un problema de corrupción que no es de este gobierno, sino estructural y eso tiene que erradicarse”, indicó Marteau.
“El GAFI reclama cosas y la Argentina le devuelve las exigencia como puede, por lo general de manera muy mezquina, muy pobre”, afirmó, en diálogo con radio El Mundo.
Por su parte, el ministro de Justicia, Julio Alak, desmintió que la Argentina haya sido incluido en la lista gris del organismo. “No existen las listas grises como categorías sancionatorias”, dijo.
“Hay tres sanciones para la suspensión: de membresía, de país no cooperante y alerta a la comunidad financiera internacional para las operaciones desde y hacia el país. Y ninguna fue aplicada”, afirmó el funcionario kirchnerista.
Luego, subrayó que el GAFI reconoció “el plan de acción presentado” para combatir la corrupción y el lavado de dinero.
El organismo emitió ayer un “comunicado público” en el que destacó los avances alcanzados, pero reclamó que resuelva “sin demoras” las deficiencias “estratégicas” de su sistema de prevención y lucha contra el lavado.
Así lo confirmaron a LA NACION testigos directos de la deliberación que se llevó a cabo desde el lunes en el Distrito Federal de México, donde el principal foro intergubernamental del mundo contra el lavado se reunió para analizar el “caso argentino” y la evolución de otros países bajo la lupa.
La decisión del GAFI de emitir un comunicado dejó en evidencia la gravedad con que el GAFI observa la situación antilavado en la Argentina. Por un lado, porque en la práctica se equipara a la emisión de un alerta internacional sobre las falencias observadas en el país evaluado. Por el otro, porque hasta ahora sólo se utilizaron para dos casos: Irán y Corea del Norte..

Publicado por el diario La Nación

,

Los bancos deberán controlar más de cerca a todos sus clientes.

Miércoles 24 de agosto de 2011 | Publicado en edición impresa
Normas antilavado / Fijan nuevos límites
Los bancos deberán controlar más de cerca a todos sus clientes

Por Adrián Ventura | LA NACION

José Sbatella, presidente de la UIF. Foto: Archivo
Si usted opera con un banco, sea cliente o no, debe saber que esa entidad y el Gobierno lo estarán mirando más de cerca.
Si el monto de una transacción se dispara con respecto al promedio anual de sus movimientos o si, por algún otro motivo, llama la atención, el banco deberá analizarla como una operación inusual, a los efectos de determinar si efectúa un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) a la Unidad de Información Financiera (UIF).
En realidad, los bancos ya venían realizando estos controles, pero la UIF dictó la Resolución 121 -publicada el viernes pasado en el Boletín Oficial-, que introdujo algunas modificaciones y que intenta superar los duros cuestionamientos que viene realizando el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) contra la política antilavado del país.
La medida fue consensuada entre la UIF, el BCRA y las asociaciones que reúnen a los bancos, aunque hubo algunas observaciones que no fueron recogidas.
El viernes, el Banco Central (BCRA) también dictó la circular A 5218, por la cual les indicó a los bancos que, a partir de ahora, la única autoridad en materia de lavado de dinero es la UIF, que preside José Sbatella. En suma, el BCRA, en esta materia, quedó subordinado a ese organismo.
Ayer, los encargados del cumplimiento de las normas antilavado de los bancos privados se reunieron en la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA, que agrupa a las entidades de origen extranjero) para analizar la norma. Varios de los ejecutivos que estuvieron allí coincidieron en señalar a LA NACION que los controles “ya se venían efectuando”, por lo cual “no habrá mayores costos para los bancos ni para los clientes”.
En ese sentido, el abogado asesor de bancos Félix Marteau dijo que “la aplicación de esta resolución impactará menos en aquellas entidades que ya habían implementado una política de controles”.
La pregunta es cómo impacta la nueva resolución en los clientes:
• Los bancos clasificarán a sus clientes como “habituales”, sea porque son clientes permanentes del banco o realizan operaciones por más de $ 60.000 anuales, o bien “ocasionales”, porque no son clientes permanentes o mueven menos de esa cifra. La nueva resolución introduce una fuerte reducción del piso para el control, que antes era de $ 200.000 mensuales.
• Los bancos confeccionarán “un perfil” (un legajo) de cada uno de sus clientes -algo que muchos ya vienen haciendo-, para lo cual podrán pedirle información patrimonial, financiera y tributaria, certificación de ingresos y declaraciones juradas. El banco hará así una estimación del promedio de operaciones anuales de cada cliente. Es decir, segmentará a su clientela por niveles de riesgo.
Cuando una operación supere ese promedio se disparará un alerta antilavado, de modo que el banco analizará esa operación “inusual”, y si el cliente, una vez llamado por el banco, no la puede justificar o explicar, la deberá reportar como “sospechosa” ante la UIF.
Esto quiere decir que, sin importar el monto de la operación, quedará bajo la lupa cuando no corresponda al perfil del cliente. Por ejemplo, una persona que mensualmente mueve $ 400.000 no disparará una alarma si un mes determinado mueve 500.000. Pero sí se disparará si un cliente que, por su perfil, mueve en promedio unos $ 15.000 por mes, en forma repentina hace una transacción por $ 80.000.
• En un caso sí importa el monto: si una persona realiza depósitos en efectivo iguales o superiores a $ 40.000 (la resolución anterior establecía un piso de $ 30.000), el banco deberá identificar al depositante.
Algunos medios informaron erróneamente que el banco, cada vez que recibe un depósito de $ 40.000, debe informarlo automáticamente a la UIF. No es así: lo que la entidad deberá hacer es identificar al depositante y conservar esos datos.
• Queda una duda: la ley vigente dice que la UIF sólo puede pedirle información a un banco sobre un cliente determinado si ese cliente está bajo investigación y fue previamente reportado por haber realizado una operación sospechosa. Ahora, la resolución 121 es más ambigua: si bien es una norma de rango inferior, parece autorizar a la UIF a pedir datos de cualquier cliente.

publicado en el diario La Nación.

,

Narcotráfico / Cómo funciona el enjuague de activos financieros ilegales.

Domingo 28 de agosto de 2011
Narcotráfico / Cómo funciona el enjuague de activos financieros ilegales
La Argentina, escala logística del lavado
Por Hugo Alconada Mon | LA NACION

Entre 2005 y 2008, Alvarez Meyendorff alquilaba por US$ 2200 por mes un lujoso departamento en este edificio de Puerto Madero. Foto: Archivo
El hombre venido de Estados Unidos pidió hablar cinco minutos con el detenido. A solas.
Resultó decisivo.
Nadie sabe qué le dijo el emisario, si negoció algo, ni mucho menos si arribó a un acuerdo con el detenido. Pero en cuanto terminó el cónclave, el guatemalteco Carlos José Martínez Castañeda admitió lo que hasta entonces negaba ante la justicia argentina. Es decir, que era colombiano, que su verdadero nombre era Luis Agustín Caicedo Velandia, líder de uno de los carteles más poderosos del mundo, El Dorado, y que aceptaba su extradición a Estados Unidos.
“Don Lucho” voló a Nueva York a fines de junio de 2010, acusado de lavar US$ 176,5 millones sólo dentro de Estados Unidos, aunque el cálculo global de sus tropelías trepa a US$ 1500 millones entre 2005 y 2009. Pero lo que no quedó claro en Buenos Aires sí resultó evidente en Manhattan. Delató a sus socios y la metodología usada para lavar montañas de dinero negro.
Poco después, en España, cayeron su pareja y ocho colaboradores acusados de lavado en el mercado de oro y joyas. En Colombia avanzaron sobre sus inversiones en esmeraldas y en el Club Deportivo Independiente de Santa Fe. En Marruecos decomisaron dinero en efectivo. Y en Buenos Aires arrestaron en abril al capo del Cartel del Valle colombiano, Ignacio Alvarez Meyendorff, quien continúa detenido a disposición de la justicia argentina y con extradición pendiente a Estados Unidos, como presunto cerebro detrás del contrabando de cocaína, por las costas de México, con submarinos.
México es mucho más que una mera escala de los narcos colombianos. Con carteles propios, comenzó a competirles por el tráfico y los canales internacionales del lavado. A tal punto que, según el profesor del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Edgardo Buscaglia, los carteles de Sinaloa y de Tijuana se desplegaron en al menos 52 países. En la Argentina, alertó en junio, el capo Joaquín Guzmán (“el Chapo”) ubicó centros de producción en la zona norte, aunque precisó que “su manejo patrimonial y de inversiones está muy focalizado en Buenos Aires y en provincias como Córdoba y Santa Fe”.
Back to back
La DEA, no obstante, no registra a la Argentina como escala mayor para el transporte o triangulación de la droga, ni como plaza principal para el lavado. Pero sí como centro logístico de operaciones. Es decir, un lugar seguro para reunirse y coordinar los pasos por seguir. Y, en esa línea, la caída de Caicedo Velandia y Alvarez Meyendorff, expuso cómo se mueven y lavan sus narcodólares en el país.
La Argentina ofrece un atractivo específico. Se trata de uno de los 30 países más grandes del mundo por su PBI, con una economía relativamente diversificada, pero con serias deficiencias estratégicas en su sistema antilavado, según concluyó el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) en su reunión plenaria de junio pasado. Es decir, una valiosa puerta de ingreso en el sistema financiero internacional, ya que es posible invertir millones por debajo de los radares. A tal punto resulta una nebulosa que es imposible cuantificar cuánto dinero se lava cada año en el país, según coincidieron la ex titular de la unidad antilavado (UIF), Alicia López, y el ex coordinador nacional del área, Juan Félix Marteau.
“Los countries, las inversiones inmobiliarias en general y los autopréstamos o back to back , son las actividades más usuales en el país”, según resumió a LA NACION un juez a cargo de investigaciones sobre narcolavado. “Los colombianos suelen aparecer como segundos o terceros eslabones, detrás de los rostros locales”, estimó.
Alvarez Meyendorff, Caicedo Velandia, sus familiares y algunos colaboradores se instalaron en los countries Nordelta, Abril y Grand Bell, y en departamentos en Puerto Madero -entre ellos, uno en el que también figura un ex director de Informática de la AFIP-. También registraron sociedades ante la Inspección General de Justicia y abrieron múltiples cuentas bancarias, según el relevamiento que completó La Nacion durante los últimos meses.
La apertura de una de esas cuentas, sin embargo, disparó la primera alarma. Fue en el Banco Río, el 7 de febrero de 2006, cuando Alvarez Meyendorff depositó en una sucursal del microcentro $ 20.000 por ventanilla a su nombre y otros $ 250.000 en la cuenta de Cattle de Argentina SA, que él mismo presidía. El jueves 23 repitió la operatoria: otros $ 100.000. Y el 24, $ 108.000 más. Casi medio millón cash, en dos semanas, según los registros de movimientos bancarios que obtuvo LA NACION.
Alvarez Meyendorff, su madre, su mujer, su hermano Juan Fernando -prófugo- y sus hijos figuran en numerosas sociedades. En algunas, Alvarez Meyendorff aparece con CUIT distintos; en otras, aparecen belgas, colombianos y argentinos como socios, directores o apoderados cruzados. Todas, con domicilio legal en Buenos Aires.
Los colaboradores del “Chapo” Guzmán, según Buscaglia, concentraron, en cambio, sus esfuerzos en Chaco, Formosa y Misiones. Para eso se apoyaron y financiaron la expansión de ciertas iglesias evangélicas, de las que el investigador del ITAM concluyó que los narcos reciben protección social -tan valiosa o más, señaló, que la protección política- y, a veces, cobertura para lavar activos.
Aportes de fieles
“El pastor va al banco con dinero físico y dice que es la colecta de la semana. ¿Y cómo se sabe si es así? Lo depositan, luego lo transfieren a otro banco y lo invierten ya legalizado en cualquier otra cosa”, resumió un ex alto funcionario de la UIF, que recordó un caso así cerca de la Triple Frontera, ante la consulta de LA NACION.
Alvarez Meyendorff, en tanto, centró sus operaciones en una oficina porteña de Florida 142. Ese es el domicilio de Cattle de Argentina, San Judas, Estilo Pietra y Fara, según los registros que verificó LA NACION. Pero concentró su dinero en tierras. Aparece vinculado a una tal Cabaña San Valentín y al campo Ana José, en San Vicente, sobre la ruta 210. También, a una estancia Santa Clara, de Chivilcoy, dos predios de 97 y 210 hectáreas.
En otro campo, habría sellado el acuerdo que relató en Nueva York otro testigo de identidad reservada. Contó que en 2006, se presentó en una chacra de Caicedo Velandia y acordaron cuánto dinero le devolvería de un envío frustrado de 3 toneladas de cocaína a Estados Unidos.
Mera coincidencia, acaso, cuando Caicedo Velandia fue detenido al salir del Alto Palermo; lo acompañaba otro colombiano. También fue demorado por el juez Julián Ercolini, pero como Estados Unidos no pidió su extradición, se lo excarceló. Antes, dijo dedicarse al ganado Angus. Los investigadores creen que podría ser el hermano prófugo de Alvarez Meyendorff.
TRES CASOS
COLOMBIA
“Lucho” y sus dos nombres
Oculto detrás de un nombre falso y un pasaporte guatemalteco, el jefe colombiano del cartel “El Dorado”, Luis Caicedo Velandia, fue arrestado en abril de 2010 al salir del shopping Alto Palermo; meses después fue extraditado a Estados Unidos, donde delató negocios y socios.
MÉXICO
“El Chapo” y sus iglesias
El capo del Cartel de Sinaloa, Joaquín “el Chapo” Guzmán, desplegó su producción en el norte de la Argentina, con la protección de algunas iglesias evangélicas, pero su manejo financiero lo centró en Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.
DETENIDO
El cerebro de los submarinos
Considerado la llave de los submarinos que transportan la droga colombiana hasta Estados Unidos, fue detenido en Buenos Aires en abril último..

publicado en el diario La Nación.

,

Normas sin estrategia

Normas sin estrategia

por Juan Félix Marteau*

Para LA NACION

Sábado 22 de enero de 2011 | Publicado en edición impresa

Dos intensos años de ausencia de políticas públicas consistentes en materia de lucha contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo han llevado a la Argentina a convertirse en el país con el peor desempeño de todos los nucleados en torno al Grupo de Acción Financiera. El efecto perverso más evidente es que el país vuelve a ingresar en el vicio normativista de dictar una innumerable cantidad de regulaciones y controles formales sobre el sector privado con la sola pretensión de que esto pueda ser considerado por la comunidad internacional como una acción efectiva contra el crimen organizado.

Ninguna de esas normas de la UIF – dictadas de apuro para evitar reprimendas fuera de casa- va a modificar un ápice la incapacidad del Estado argentino para combatir la criminalidad financiera trasnacional. La principal razón radica en que no existe en la Argentina una estrategia política que identifique concretamente las verdaderas amenazas que padecemos los argentinos en materia de crimen complejo. ¿Qué peso específico tienen, en términos criminológicos, los delitos graves en lo que concierne a la producción de dinero ilícito? Y, más específicamente, ¿Cuáles son lo instrumentos y mecanismos legítimos que utiliza esta criminalidad de grupos para reciclar y dar apariencia de legalidad al dinero espurio que produce? Son preguntas ignoradas o sin respuesta.

La comunidad internacional nos advierte del incremento reciente del narcotráfico, la corrupción, el contrabando y la piratería, pero es al gobierno nacional a quien compete elaborar el mapa más certero posible para cumplir con el objeto de la lucha contra el lavado de dinero: que las investigaciones sobre el patrimonio de los delincuentes permita desmantelar las empresas criminales, privándolas de sus ganancias.

El escenario más favorable para el lavado de dinero es la economía informal o subterránea, no el sector privado que produce la riqueza legítima, pero cabe a las instancias gubernamentales acotar y, en la medida de lo posible, terminar con todos aquellos mecanismos que hacen circular enormes masas de dinero a la vista de todos sin que nadie conozca quienes son los beneficiarios reales del negocio (por ejemplo mercado negro de divisas, financieras con fachada de cooperativas, transacciones de acciones a través de sociedades sin regulación e inversiones inmobiliarias a través de empresas fantasmas).

Para evitar que estas normas sirvan solamente para controlar el patrimonio de los ciudadanos y restringir la circulación del dinero gestado lícitamente hay que retornar a una iniciativa olvidada, pero que había comenzado a dar sus frutos en la administración anterior: es necesaria una acción coordinada al máximo nivel político, incluida la Presidenta -a través de una Estrategia
Nacional-, que relegitime la lucha contra el lavado de dinero en el sentido que los únicos perjudicados sean quienes viven del dinero que genera pobreza, inseguridad y caos.

*El autor es profesor titular de Criminología (UBA) y especialista en criminalidad financiera

publicado en el diario La Nación.

,

No hay castigo para el lavado de dinero

Por Juan Félix Marteau
Para LA NACION

En los ocho años de vigencia de la ley 25.246 sobre lavado de dinero deorigen delictivo (fue promulgada el 5 de mayo de 2000), los tribunalespenales argentinos no han dictado ninguna sentencia condenatoria por estedelito.

Esta situación adquiere renovada actualidad en una escena política en laque se hacen cada vez más exigentes las demandas por mayor seguridad.En el plano internacional, la Argentina debe afrontar el año próximo una difícil evaluación en el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), el más poderoso organismo transgubernamental, que promueve la implantación de estándares globales contra el lavado de dinero y lafinanciación del terrorismo. En el plano interno, el tráfico ilícito deprecursores químicos y medicamentos, la presencia de carteles en busca de nuevas rutas de comercialización de drogas e, incluso, la sospecha de la filtración de dinero crítico en la financiación de la campaña presidencial,exigen un análisis más preciso de la efectividad de la respuesta estatal sobre la criminalidad económica.

Para continuar con la lectura, visualice el Artículo Completo: No hay castigo para el lavado de dinero