,

Renunció un funcionario clave del Ministerio de Justicia

Se trata de Juan Félix Marteau, titular de la Coordinación Nacional Para el Combate de Lavado de Activos y el Terrorismo.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, recibió hoy la carta de renuncia de un funcionario clave de su cartera. El titular de la Coordinación Nacional Para el Combate de Lavado de Activos y el Terrorismo, Juan Félix Marteau, confirmó hoy que se apartará de su cargo para continuar con su actividad privada en su estudio jurídico, si bien buscará colaborar con la cartera de forma “externa”.

La noticia llegó en horas agitadas para Garavano: esta mañana protagonizó una reunión con los abogados de Odebrecht y tiene las valijas esperándolo para iniciar un viaje a los Estados Unidos. Allí buscará aceitar los vínculos con funcionarios norteamericanos para obtener datos del Lava Jato.

Marteau se dedicó a poner en funcionamiento una coordinación para generar políticas de prevención del lavado de dinero, una dependencia que se volvió clave luego de que la Unidad de Información Financiera (UIF) pasará de la órbita del Ministerio de Justicia a la cartera de Finanzas.

Una de las acciones más importantes que desarrolló en su paso por la función pública fue la firma de un convenio con la Corte Suprema para que el Ministerio de Justicia comparta un importante cúmulo de datos con la oficina dedicada a las escuchas telefónicas legales (la ex Ojota) para agilizar las investigaciones judiciales. También la creación, junto a un grupo de jueces y fiscales, de un protocolo de actuación para los casos de delitos económicos.

Pero el paso de Marteau por el ministerio no estuvo plagado de rosas. El funcionario vivió un cortocircuito cuando la Oficina Anticorrupción le abrió un expediente por presunto conflicto de intereses cuando se conoció que su estudio de abogados ofreció asesoramiento a sus clientes para ingresar al blanqueo.

El organismo de control le comunicó al funcionario que la mención de su nombre en la página web de su estudio jurídico “genera confusión respecto de la separación entre los roles públicos y privados”. Marteau se defendió de la acusación con un escrito judicial. Es que en paralelo había sido denunciado por el kirchnerismo en Comodoro Py, pero el juez federal Claudio Bonadio rápidamente descartó la existencia de un delito. Ese dictamen fue presentado también ante la Oficina Anticorrupción con el objetivo de saldar el conflicto.

En diálogo con LA NACIÓN, Marteau explicó: “Cumplí con mi etapa de crear de cero una coordinación y poner los programas en funcionamiento. Estoy muy agradecido con Garavano pero me voy para continuar con mis responsabilidades profesionales”.

En su carta de renuncia, Marteau adujo motivos “profesionales y personales” y envió su agradecimiento al jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Fuente: La Nación