Ataque en Nueva York: el FBI y fiscales de los EE.UU. se reunieron en Rosario con sobrevivientes y familiares de las víctimas

Cuando pasaron 112 días desde que el uzbeco Sayfullo Habibullaevic Saipov mató a cinco amigos rosarinos en Nueva York , funcionarios del Buró Federal de Investigaciones (FBI), la Fiscalía Federal de NY y dos integrantes del equipo de asistencia a las víctimas estuvieron por primera vez en la localidad santafesina donde se reunieron con familiares de las víctimas y sobrevivientes del ataque que conmovió al país.

LA NACION, a través de cuatro fuentes que participaron de los encuentros, pudo reconstruir las reuniones que significaron el primer contacto directo de los argentinos con los encargados de investigar el ataque y enjuiciar al joven agresor de 29 años.

Los contactos comenzaron hace algunas semanas. Fueron las autoridades de los Estados Unidos las que pidieron, a través de su embajada en la Argentina, poder venir a reunirse con los familiares de las víctimas y los sobrevivientes. La embajada se lo informó a la Cancillería argentina y ésta al gobierno de Santa Fe, que organizó los encuentros y dispuso un espacio en la sede que tiene en Rosario.

“Es la primera vez que vienen a la Argentina a informar y dar apoyo a los familiares de las víctimas y a los sobrevivientes”, dijo a LA NACION María Julia Reyna, secretaria de Relaciones Internacionales e integración de Santa Fe , y agregó: “Es algo novedoso que se desplacen de esta manera”.

La comitiva, que viajó a Rosario el martes y miércoles pasado, estuvo integrada por tres representantes del FBI (entre ellos el responsable de la investigación criminal del ataque), dos de la Fiscalía y dos de asistencia a las víctimas (una de ellas es la que los atendió en el momento del ataque el 31 de octubre del año pasado) y dos traductores oficiales.

Primer encuentro solo con las familias
En el primer encuentro comenzó con una exposición del FBI que compartió algunos avances de la investigación sin violar el secreto de sumario que existe en la causa. Incluso, se les pidió a los presentes no tomar notas, ni grabar nada. Fue una reunión de carácter global, de presentación. Luego tuvieron un espacio íntimo con cada familia para que pudieran hacer sus preguntas particulares con tranquilidad.

“No habíamos tenido noticias oficiales hasta esta semana y por ser las primeras novedades y con lo que nos dijeron de como seguirá todo es que estoy tranquila siempre y cuando esté asesino no tenga ningún beneficio ni acuerdo. Espero sea juzgado”, dijo a LA NACION Ana Evans, viuda de Hernán Mendoza y agregó: “Fuimos todos y todo fue en absoluta reserva e intimidad lo que nos permitió estar tranquilos. Todo fue muy respetuoso y claro en la reunión general y todos tuvimos reuniones individuales donde yo no sé lo que cada uno habrá manifestado”.

Luego, desde la fiscalía explicaron a las familias y sobrevivientes los cargos de los que se acusará al uzbeco que busca llegar a un acuerdo como arrepentido para obtener una rebaja en su pena. Además, las autoridades les dijeron que iban a tener un sistema de acompañamiento constante, acceso a toda la información del proceso judicial e investigativo.

Al día siguiente, el miércoles, hubo una reunión con las familias que tenían un abogado para abordar las cuestiones más jurídicas de la causa.

“El encuentro fue extremadamente positiva para nosotros. Por primera vez conocemos de primera mano el curso y los avances en el proceso que se lleva contra el terrorista Uzbeco Saipov”, detalló a este medio, Juan Felix Marteau, el abogado que patrocina a la viuda de Hernán Mendoza y agregó: “No puedo dar detalles de la conversación ya que ello involucra cuestiones delicadas que conciernen a la posición de nuestra representada. Pero quedamos con la idea de que este equipo de investigadores es altamente profesional y está comprometido con el caso”.

Ante la consulta de la figura del arrepentido, el letrado dijo: ” Respecto a la cuestión de los acuerdos entre acusador y acusado que podrían evitar la pena de muerte, confiamos en que la justicia americana va a hacer su trabajo como corresponde. La posición de Ana Evans Mendoza luego de analizar todos los detalles del caso es que espera que haya un juicio que permita a un jurado establecer la pena que corresponde a un crimen de tal magnitud”.

Según pudo saber este sitio, serían 22 cargos los que incluirían el planteo jurídico de la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Nueva York en un caso de Terrorismo, que están incluidos en el Código Penal americano.

Sensaciones positivas tras las reuniones
“Se trató de dos días de trabajo sin reloj con el tiempo que cada una necesitara. Fue muy conmovedor para las familias. Se volvió a poner de manifiesto todo el dolor de cada uno. Esto les cambió la vida de un día para el otro. Hubo mucho afecto entre ellos, mucho compañerismo y cordialidad entre todos”, dijo Reyna que contó que no fue planteado una fecha para un nuevo encuentro. Pero continuarán con las vías de comunicación constante.

Para Ana Evans, fue muy positiva la visita. ” Fue doloroso y abrumador pero a la vez necesario y clarificador. Nos explicaron sobre el juicio y los pasos a seguir en la causa. Después de hablar con ellos y con mi abogado mi reflexión es que no debo ser yo quien decida si este asesino debe recibir pena de muerte o condena perpetua. Lo que sí quiero es que haya un juicio y no un acuerdo donde se lo perdone. Estoy muy agradecida por la visita, por escucharnos y contarnos”.

El equipo de profesionales que llegó al país regresaría en las próximas horas a los Estados Unidos y se estima que, si no hay contratiempos, en el 2019 pueda comenzar el juicio contra Saipov.

Fuente: La Nación